Tomografía Cerebral.

Una tomografía computada cerebral (también denominada tomografía computarizada de cabeza) es un examen sin dolor que utiliza una máquina especial de rayos X para tomar imágenes del cerebro, el cráneo y los senos paranasales del paciente, como también de los vasos sanguíneos en la cabeza.

La máquina con forma circular rodea la cabeza y toma fotografías para proporcionar cortes transversales del cerebro desde diferentes ángulos. Estas fotos se envían a una computadora que registra las imágenes. También puede unirlas para formar imágenes tridimensionales.

Un tecnólogo en radiología lleva a cabo la tomografía computada (también denominada tomografía axial computada).

Por qué se realiza

Una tomografía computada de cabeza puede realizarse para lo siguiente:

  • Detectar afecciones en el cerebro tales como hidrocefalia (demasiado fluido en los ventrículos), hinchazón, inflamación, hemorragia y signos de lesión.
  • Reunir información sobre la presencia, ubicación y tamaño de los abscesos, quistes y tumores.
  • Ubicar defectos de nacimiento en el cerebro y el cráneo.
  • Evaluar la glándula pituitaria, la glándula pineal y los senos nasales.
  • Observar los vasos sanguíneos malformados o lesionados en la cabeza.
  • Encontrar la causa de dolores de cabeza, debilidad o un cambio en el estado mental.

 

EQUIPAMIENTO DE ULTIMA GENERACION IMAGENOLOGICO

Técnicas más avanzadas en imagen que aseguran una prestación médica de calidad.